Međugorski Fenomen
17. May 2017.
Foto:
Arhivski snimak

Dado que la “Iglesia del Dios viviente” es “columna y sustento de la verdad” (1Tim 3,15), todas las investigaciones hechas hasta el momento acerca del “fenómeno de Medjugorje” han buscado constatar la verdad: ¿Son auténticas las apariciones o no lo son? Constat vel non constat de supernaturalitate? A esto han servido la primera Comisión diocesana de Mostar (1982-1984), la Comisión extendida (1984-1986), la Comisión de la Conferencia Episcopal de Zagreb (1987-1990), la Comisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano (2010-2014) y, en fin, la evaluación de la misma Congregación (2014-2016), como fue establecido por el papa Benedicto XVI.

La posición de esta Curia en todo este período ha sido clara y resuelta: no se trata de verdaderas apariciones de la Bienaventurada Virgen María.

Si bien a veces se ha dicho que las apariciones de los primeros días podrían considerarse auténticas y que después se habría añadido una superestructura con otros motivos, prevalentemente no religiosos, esta Curia ha promovido la verdad también al respecto de estos primeros días. Después de haber transcrito de las grabadoras los audio casetes que contienen los coloquios que tuvieron lugar la primera semana en la oficina parroquial de Medjugorje entre el personal de la pastoral y los muchachos y muchachas que habían afirmado haber visto a la Virgen, con plena convicción y responsabilidad exponemos los motivos por los que parece evidente la no autenticidad de los presuntos fenómenos. Si la verdadera Virgen, Madre de Jesús, no se ha aparecido (así es: no se ha aparecido), entonces a todo el asunto se deben aplicar las fórmulas: “que se dicen videntes”, “presuntos mensajes”, “pretendidos signos visibles” y “así llamados secretos”.

A lo largo de mi ministerio episcopal, primero como coadjutor (1992/93) y después como ordinario, con la predicación y con la publicación de libros (Sedes Sapientiae 1995, Speculum iustitiae 2001, Mater Jesu 2015) e di una cinquantina di articoli mariani e mariologici, he buscado presentar el papel de la Bienaventurada Virgen María en la encarnación y en la obra del Hijo de Dios e Hijo suyo, y su intercesión por toda la Iglesia, de la que ella es madre según la gracia. Al mismo tiempo he notado, como también lo hizo mi predecesor de feliz memoria, el obispo Pavao Žanić, la no autenticidad de las apariciones, que hasta ahora han alcanzado la cifra de 47 000. Esta Curia ha buscado siempre informar a la Santa Sede, en particular a los Sumos Pontífices San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Aquí reportamos en modo sucinto una serie de puntos inherentes a los primeros días de las “apariciones”, por los cuales somos profundamente convencidos de cuanto dicho.

Una figura ambigua. La figura femenina que habría aparecido en Medjugorje se comporta en modo en todo diferente de la verdadera Virgen, Madre de Dios, en las apariciones hasta hoy reconocidas come auténticas por la Iglesia: en Medjugorje normalmente no es la primera en hablar, se ríe de modo extraño, ante ciertas preguntas desaparece y después regresa, obedece de mala gana a los “videntes” y al párroco que la hacen bajar de la colina a la iglesia, no sabe con seguridad por cuanto tiempo aparecerá, permite a algunos de los presentes pisar su velo extendido por el suelo, tocar su vestido y su cuerpo. Esta no es la Virgen del Evangelio.

Un extraño temblor. Uno de los "videntes", Ivan Dragićević, en la conversación con el capellán fray Zrinko Čuvalo (1936-1991), dice que el primer día había percibido “un temblor” en las manos de la aparición.[1] ¿Qué temblor? Tal percepción puede suscitar no solamente una fuerte sospecha sino una profunda convicción de que no se trata de una auténtica aparición de la Bienaventurada Virgen María, si bien el cuarto día se haya presentado como tal.[2]

Falso aniversario. Las presuntas apariciones comenzaron el 24 de junio de 1981. Sin embargo, los directores del “fenómeno Medjugorje” han decidido que el aniversario no se celebrase el 24, sino el 25 de junio. La razón de la elección es que el 25 de junio de 1981 habrían estado presentes en la aparición los seis videntes escogidos entre aquellos que en aquellos días afirmaban tener “apariciones”. En realidad, a desmentir esta versión de los hechos, formulada por Vicka Ivanković, es el mismo  Ivan Dragićević, que testifica: “La primera tarde estaba con ellos, la segunda no estuve presente”.[3] Entre los seis “videntes” habituales, además de Marija Pavlović, también Jakov Čolo presenció por primera vez la “aparición” el segundo día.[4] Por lo tanto, la fecha del aniversario es arbitraria, inexacta, falsificada.

Niño invisible-visible. La figura que se presenta como mujer ha sido descrita en forma diversa: algunas “videntes” han visto un niño envuelto en pañales entre los brazos de una mujer - Vicka e Ivanka Ivanković,[5] Mirjana Dragićević,[6] Ivanka lo confirma.[7]. Ivan, en cambio, niga expresamente haber visto al niño mientras afirma que podía fácilmente poder ver desde lejos los “ojos” y las “pestañas” de la figura femenina.[8]

Sueño engañoso. Los “videntes” desde el inicio, desde el segundo día, han pedido a la figura algún “signo” como prueba de la autenticidad de la aparición. Según Ivanka, la aparecida le ha dado el “signo” del movimiento de las manecillas del reloj de Mirjana: “El reloj ha regresado completamente”, “ella nos ha dejado un signo en el reloj”.[9] Ridículo y extraño.

Regularmente sucede que después de la petición de un signo visible a todos, la figura sonría y desaparezca.[10] A veces regresa. En un determinado momento se entromete un fiel de nombre Marinko, que guía a los “videntes”, sugiriéndoles: “si la Virgen es incapaz de dar un signo, que pida a Jesús que la ayude”.[11] Ivanka estaba segura de que la figura dejaría un signo en la colina, quizá bajo forma de agua.[12] Despues de casi cuatro décadas no existe ningún signo, ni agua, solo fantasías.

Silencio inexplicable. Durante los primeros siete días la aparición no toma ninguna iniciativa, no comienza nunca a hablar primero.[13] A las preguntas de los “videntes” responde en modo genérico, más bien ambiguo, inclinando la cabeza,[14] dejando las cosas para después, prometiendo el milagro de la curación y dejando un mensaje a la gente: “Que la gente crea firmemente como si me viese”. También a los franciscanos: “que crean firmemente (al hecho de que se ha aparecido).[15]

Mensajes extraños. Sobre la base de las transcripciones estenográficas, en los primeros días no se ve ningún objetivo de las llamadas apariciones, la figura no se justifica, no se deja ningún mensaje específico para los “videntes”, fuera de la invitación a creer en la aparición, ni tampoco para los fieles de la parroquia ni para el mundo.

Los mensajes son de este tipo: A Ivanka, cuya madre había muerto dos meses antes, le transmite el mensaje: “¡Obedece a la abuela porque es anciana!” A Mirjana la aparición le dice que su abuelo difunto “está bien” y que vaya al cementerio. Ivanka sintió decir a la figura que las apariciones en Medjugorje ocurrían porque ahí “hay muchos fieles”. Vicka oyó decir que eran para que “la gente se reconcilie”.[16] Ivan ha oído el mensaje de que ellos eran “los mejores entre los fieles”[17]. Jakob declara simplemente que “así, cuando yo le hago una pregunta a la Virgen pienso dentro de mí que ella me dirá tal cosa, y así ¡ella me la dice!”.[18] Imaginación e invención.

Profecías falsas sobre apariciones falsas. A la pregunta de Ivanka sobre cuánto tiempo aparecería todavía, la figura responde: “Por el tiempo que quieran ustedes, cuanto lo deseen”.[19]

Mirjana dice que preguntará cuántos días aparecerá todavía y añade que dentro de ella una voz le sugiere que todavía aparecerá dos o tres días y lo repite todavía una vez más.[20] A la pregunta del párroco Zovko sobre cuándo cesarán las “apariciones”, Vicka responde: “Creo que aunque si nosotros dijéramos que ya no iremos más y dejara cualquier signo preciso, seguramente cesarían”.[21]

Tenemos entonces la perentoria declaración de la figura en una “aparición” sucedida no en Medjugorje sino en la vecina Cerno, el martes 30 de junio de 1981, después del mediodía: aparecerá todavía solamente tres días, el 1, 2 y 3 de julio de 1981. En efecto, a la pregunta del párroco sobre cuánto tiempo aparecerá todavía todos los “videntes” menos Ivan, responden unánimes: “Tres días”.[22]

Después la aparición cambia de opinión y aparece todavía hoy, desde hace 37 años una y otra vez, a tres “visionarios” del grupo: Ivan, Marija, Vicka, y a los otros tres una vez al año: a Mirjana desde 1982, a Ivanka desde 1985 y a Jakob desde 1998. Además, a dos de ellos la figura “aparece” una vez al mes desde 1987 con “mensajes” para el mundo: a Mirjana el dos y a Marija el 25 de cada mes, puntualmente.

Vestidos diversos. Según las conversaciones con los “videntes”, la aparición se viste de varias maneras. La figura tenía el vestido, según Ivan, “de color azul” el primer día;[23] según Ivanka “de color café” el segundo día[24], de color gris, según los “videntes” Jakob[25], Mirjana[26] e Ivanka[27], el sexto día.

Más nerviosismo que paz. Se perciben los signos de un estado de nerviosismo y tensión en el desmayarse y caer por tierra de las tres “videntes”, Ivanka, Mirjana y Vicka, el tercer día, 26 de junio. “Ellas han perdido el conocimiento, pero yo no”, dice Marija tranquilizándose.[28] Vicka refiere: “Si no es la Virgen se irá. La rociaremos con agua bendita y con sal. Veremos de veras. Llegué y dije ‘En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Si eres la Virgen, permanece con nosotros, si no ¡vete!”.[29]

Insisten en pedir para la gente un signo visible a la aparición, con el fin de que crean. En la mayor parte de los coloquios se menciona el signo[30] y se aprecia que los “videntes” están muy nerviosos por no contar con un signo visible.

Tocamientos escandalosos. Una cosa inusitada y grave es que la aparición permite no solamente que algunos de la multitud pisoteen su velo alargado y extendido sobre la tierra,[31] sino que toquen su cuerpo. Vicka la toca ya el segundo día: “Y cuando la toqué, Reverendo, los dedos rebotaban así.”[32] Lo mismo repite Ivanka y añade que tocando su cuerpo se siente como “aire, en cierta forma como seda, nuestros dedos tornan atrás, así, cuando la tocamos, los dedos en cierta forma se echan para atrás”[33] Han hecho tocar el vestido de la aparición también a una doctora: “Y entonces (la doctora) tocó su vestido”.[34] Tales historias sobre los tocamientos al cuerpo de la Virgen, de su vestido, del velo pisoteado, crean en nosotros una sensación y convicción de que se trata de algo indigno, inauténtico y escandaloso. ¡Aquí no tiene que ver nada la Virgen católica!

Manipulaciones intencionales. El interlocutor de las “videntes”, fray Jozo Zovko, párroco estaba muy nervioso porque la figura aparecida no da mensajes concretos para la gente y para los frailes y porque no baja de la colina a la iglesia donde está su estatua, y hasta pide si sea posible obligarla a aparecer en la iglesia. Padre Zovko dice “Esto me interesa, Mirjana, si la Virgen no apareciese en la iglesia ¿podríais vosotros obligarla a aparecer en ella? Quizá aparecerá? ¿Verdad? ¿Qué piensas?” Mirjana responde: “No sé. No hemos pensado en eso” y repite el P. Zovko: “Yo creo que podríais obligarla diciéndole ‘Señora, te pido que tú aparezcas en la iglesia’ ¿Qué piensas?” Después Mirjana cede y piensa que esto “saría mejor, porque entonces ni la policía nos buscaría”.[35]

Así, con estas manipulaciones las apariciones se transfirieron a la iglesia el 1 de julio de 1981. Este “obligar” a la aparición a bajar y manifestarse en la iglesia es un juego mágico y no el Evangelio de Cristo.

Conclusión. Terminados los trabajos de la Comisión sobre el fenómeno de Medjugorje en Mostar, siguió la Declaración del obispo Pavao Žanić en Medjugorje, el 25 de julio de 1987. La Declaración del obispo subraya la clara evidencia del hecho de que a Medjugorje no haya habido fenómenos y revelaciones sobrenaturales; terminados después los trabajos de la Comisión a Zagreb, la Conferencia Episcopal de entonces declaró a Zara, el 10 de abril de 1991, que apoyados en las investigaciones conducidas hasta entonces, no es posible afirmar que se trate de apariciones o revelaciones sobrenaturales.

Teniendo en cuenta todo lo que ha sido examinado y estudiado en esta Curia diocesana, incluso el estudio de los primeros siete días de las presuntas apariciones, se puede pacíficamente afirmar; ¡La Virgen no se ha aparecido en Medjugorje! Esta es la verdad que sostenemos, y creemos en la palabra de Jesús, según la cual la verdad nos hará libres (cfr. Jn 8, 32)

+ Ratko Perić, Obispo

 

[1] Steno 2 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivan Dragićević, sabato pomeriggio, 27. VI. 1981.

[2] Steno 7 - colloquio p. Jozo Zovko – Mirjana Dragićević, domenica mattina, 28. VI. 1981.

[3] Steno 2 - colloquio p. Z. Čuvalo – Ivan Dragićević, sabato pomeriggio, 27. VI. 1981.

[4] Steno 1. – colloquio p. Z. Čuvalo – Ivanka Ivanković, Vicka Ivanković e Marija Pavlović, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[5] Steno 1. - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivanka Ivanković, Vicka Ivanković e Marija Pavlović, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[6] Steno 6 - colloquio p. Jozo Zovko – Mirjana Dragićević, sabato pomeriggio, 27. VI. 1981.

[7] Steno 11 - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, domenica sera, 28. VI. 1981.

[8] Steno 2. - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivan Dragićević, sabato pomeriggio, 27. VI. 1981.

[9] Steno 1. – colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivanka Ivanković, Vicka Ivanković e Marija Pavlović sabato mattina, 27. VI. 1981.

[10] Steno 10 - colloquio p. Jozo Zovko – Mirjana Dragićević, domenica sera, 28. VI. 1981

[11] Steno 13 - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, martedì mattina, 30. VI. 1981.

[12] Steno 13 - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, martedì mattina, 30. VI. 1981

[13] Steno 13. - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, martedì mattina, 30. VI. 1981

[14] Steno 1 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivanka Ivanković, Vicka Ivanković e Marija Pavlović sabato mattina, 27. VI. 1981.

[15] Steno 11. - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, domenica sera, 28. VI. 1981.

[16] Tutti i citati dallo stenogramma 1 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Marija Pavlović, Ivanka Ivanković e Vicka Ivanković, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[17] Steno 2 – colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivan Dragićević, sabato sera, 27. VI. 1981.

[18] Steno 16 - colloquio p. Jozo Zovko – i 5 “veggenti”, martedì sera, 30. VI. 1981.

[19] Steno 13 - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, martedì mattina, 30. VI. 1981.

[20] Steno 14 - colloquio p. Jozo Zovko – Mirjana Dragićević, martedì mattina, 30. VI. 1981

[21] Steno 15 - colloquio p. Jozo Zovko – Vicka Ivanković, martedì mattina, 30. VI. 1981.

[22] Steno 16 - colloquio p. Jozo Zovko – i 5 “veggenti”, martedì sera, 30. VI. 1981.

[23] Steno 2 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Ivan Dragićević, sabato sera, 27. VI. 1981.

[24] Steno 1.- colloquio p. Zrinko Čuvalo – Marija Pavlović, Ivanka Ivanković e Vicka Ivanković, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[25] Steno 5 - colloquio p. Jozo Zovko – Jakov Čolo, sabato pomeriggio, 27. VI. 1981.

[26] Steno 6; ed anche steno 8 – colloquio di p. Jozo Zovko – Jakov Čolo, domenica mattina, 28. VI. 1981.

[27] Steno 11 - colloquio p. Zovko – Ivanka, domenica sera, 28. VI. 1981.

[28] Steno 1 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Marija Pavlović, Ivanka Ivanković e Vicka Ivanković, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[29] Steno 1 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Marija Pavlović, Ivanka e Vicka Ivanković, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[30] Steno 1, 2, 5, 6, 7, 9, 10, 11, 14, 15, 16.

[31] Steno 7 - colloquio p. Jozo Zovko – Mirjana Dragićević, domenica mattina, 28. VI. 1981.

[32] Steno 1 - colloquio p. Zrinko Čuvalo – Marija Pavlović, Ivanka e Vicka Ivanković, sabato mattina, 27. VI. 1981.

[33] Steno 11 - colloquio p. Jozo Zovko – Ivanka Ivanković, domenica sera, 28. VI. 1981.

[34] Steno 13 - colloquio p. J. Zovko – Ivanka Ivanković, martedì mattina, 30. VI. 1981

[35] Steno 14 - colloquio p. Jozo Zovko – Mirjana Dragićević, martedì mattina, 30. VI. 1981.

POVEZANI ČLANCI

04. svibnja 2017
Vescovo Perić
04. svibnja 2017
Biskup Ratko Perić

NAJČITANIJE

04. svibnja 2017
Vescovo Perić
04. svibnja 2017
Biskup Ratko Perić